viernes, 12 de octubre de 2007

Aqui estoy...El tiempo

Algunos de vosotros (Belen y Sara), habeis insistido en que actulize y aqui me teneis, cuidando a las amigas. Antes de comenzar a soltar parrafadas os quiero dar mil gracias por vuestros elogios. Conseguis emocionarme.

Pues si, aqui estoy. Las vacaciones hoy acaban para mi y estoy nerviosa. Siento que me hago mayor e inevitablemente eso conlleva demasiadas cosas, demasiadas renuncias. El año que viene por estas fechas estare a punto de enfrentarme a un nuevo reto. Sera el principio de una nueva vida que sinceramente me aterra tanto como me ilusiona. He escuchado a amigos mas mayores decir que esta etapa significa cambiar de amigos ya que cada uno toma un rumbo distinto. No. No quiero. Me niego. Mis amigas han estado alli en tantos momentos que pensar que no las tendre para siempre es horrible. Tal vez podamos luchar contra el tiempo igual que lo hemos hecho contra otras muchas cosas. Hemos permanecido unidas en demasiadas ocasiones a pesar de los mil y un obstaculos que la vida nos ha ido imponiendo. Es duro ser mayor...

Este año supone renunciar a toda una vida. Las promesas que haremos sobre lo de no dejar de vernos al fin acabaran cuando en Junio del 2008 nos despidamos a la puerta de un Colegio donde hemos aprendido a vivir. Miles de historias han pasado entre todos los compañeros que comenzamos siendo unos enanos. Miles de momentos que nos han enseñado demasiadas cosas. Me aterra pensar que Clara no volvera a abrazarme y no la
podre ver crecer en cada recreo. Que mis niños no se acordaran de mi dentro de unos años. Que no volvere a pisar los pasillos por los que un dia corri perseguida por alguien y que Merche no me reñira por hacerlo. Que no podre parar a Pablo para contarle malas noticias, que no cotilleare con Juli o disimulare con Cristina, que no volvere a incordiar a Paco con preguntas tontas y no volvera a escuchar.

Son etapas. Eso alguien me dijo alguna vez. Ahora veo el mundo cuesta arriba y me parace que no tiene una salida. Soy joven. Una niña todavia que intenta ser mayor y que le cuesta conseguirlo. Una pequeñaja asustada en un mundo que gira muy deprisa sin que ni yo lo pueda controlar. Nadie jamas me dijo que fuera tan dificil vivir. Pero nadie me dijo tampoco que estuviera prohibido tener miedo. Tengo miedo y lo reconozco porque no se que me deparara el futuro. El tiempo se me escapa de las manos y no lo puedo controlar. A veces me gustaria saber de que color es el tiempo, si el tambien tiene miedo de pasar o quien lo controla. Pero eso es imposible y siempre acabo sentada en medio de un mar de horas. Las manecillas de mi reloj no quieren paran y condicionan mis dias; mi v
ida. Condicionan el saber que todo es efimero y que lo que hoy tienes mañana desaparecera con un golpe. La gente ira desapareciendo de mi vida y tan solo me dejara los recuerdos de algo que vivimos y que se quedara en el corazon. Pero y si yo no quiero? Y si yo quiero que siempre esten ahi, cuidando de mi, reindo a carcajada, llorando si hace falta? Nadie me pregunta nunca si prefiero que mi mundo no gire tan deprisa. Al fin y al cabo es MI mundo y yo tengo que decidir. Pero alguien siempre dice que la vida no es justa. Que razon! Si la vida fuera justa me habria dado mas tiempo para pasarlo con todas aquellas personas que me ha arrebatado. Tambien me hubiera dejado disfrutar de los momentos que jamas me ha brindado y nunca ya podre vivir. Pero ya , que mas da?

1 comentario:

Ciint dijo...

Me considero o creo considerarme una de esas personas q te ha acompañado en tu lucha contra el tiempo, y no logro entender al igual que tu porque creyendo tener toda la vida por delante, pasa todo simplemente tan rapido.
Sinceramente, nos estamos haciendo mayores y si, en parte no esta tan mal.Pero que hay de esa ingenuidad perdida?De esos sueños rotos?De esas esperanzas olvidadas?..Todo ello se lo ha llevado el tiempo...pero he de reconocer que me ha dejado buenisimos recuerdos, tambien malos...A quien no? pero gracias a ellos hemos aprendido que todo no es un juego de niños, y aunque deseemos con todas nuestras fuerzas que esta etapa, para mi de la mejores jamas vividas nunca llegue a su fin...pero como mayores que nos hacemos hemos de enfrentarnos a nuestra propia realidad, el tiempo!
Besos de tu compañera de viaje.
Ciint.